Corazones económicos de los últimos siglos

Corazones económicos de los últimos siglos

Peter Tracker “La mejor manera de prever el futuro es crearlo”

En ‘Breve historia del futuro’ (1) Jacques Attali demuestra una visión general de la evolución de la humanidad. Muestra cómo la historia se puede explicar a partir de tres grandes órdenes políticos. El orden espiritual protagonizado por las autoridades religiosas, que tienen un ideal teológico y se basan sobre todo en la explotación de los débiles. La orden imperial que tiene las autoridades como representantes, su ideal es territorial y buscan la ampliación del espacio dominado. Mientras que la última es el orden mercantil, en el cual la economía es la base, el ideal es individualista y aprovechan el progreso técnico. Además añade el poder de la feminidad como general. Todos los ordenes están presentes, simplemente cambia su importancia en cada época.

Por ejemplo explica que el último orden empezó a gestarse en torno al año 1200 aC, en una época de dominio de grandes imperios, a tribus como los micenios, fenicios o hebreos les gustaba el cambio y lo dominaban ‘progreso’. Sus principales territorios de caza, el mar y los puertos en medio de la orden imperial, emergieron minúsculos y marginales, sociedades radicalmente nuevas, vinculadas con el origen de la idea de libertad. Con ellas empezó lo que más adelante, llegaría a ser la democracia de mercado, el orden mercantil. Aunque también veneraban los ancestros como intermediarios delante los dioses, y adoraban su tierra, la cual, divinizaban, estos mediterráneos sólo prestaban juramento a los derechos (políticos y económicos) de los vivos. Sus mejores armas eran el comercio y el dinero. Dos grandes imperios del siglo XXII, Chino y Musulmán dieron la espalda al orden mercantil, a favor de la Europa Cristiana.

La libertad, mercantil y política empezó a ser el motor de la historia, protagonizada por las clases creativas y con un elemento principal, el dinero. El orden mercantil ha conocido nueve formas sucesivas, con una ciudad-corazón para cada una de éstas: Brujas (1200-1350) / Venecia (1350-1500) / Amberes (1500-1560) / Génova (1560-1620)/ Ámsterdam (1620-1788) / Londres (1788-1890) / Boston (1890-1929) / Nueva York (1929-1980) / Los Ángeles (1980-¿)

Múltiples cambios pueden posibilitar en próximas décadas el surgimiento de una décima forma, con una ciudad-corazón propia. Los requisitos son energía, bastante creatividad, deseo de innovar, interés en producir a escala, exponerse al mundo y dominar.

Posibles nuevos corazones pueden ser Londres, la zona que va de Londres a Frankfurt, la zona escandinava, Japón, Shangai-China, Bombay-India, Australia o una zona Islámica. En la misma California también se podría emplazar con influencia del norte de México hasta el oeste de Canadá.

 

1 – Attali, Jacques ‘Breve Historia del futuro’ (2007) Ediciones Paidos Iberica, S.A.